21
Mié, Ago

Producción de papa se reduce en 44% en el municipio de Colomi

Agrícola
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Venta de papa en el mercado campesino, en la zona sur. | JOSÉ ROCHA
Laura Manzaneda.- El municipio de Colomi, catalogado como uno de los principales productores de papa del departamento, ha reducido la cosecha del tubérculo en 44 por ciento. Las principales causas son la desertificación de la tierra y la migración de sus habitantes, según la responsable de Desarrollo Productivo de Colomi, Nilda Céspedes.

Explicó que, hace 20 años, de una hectárea se obtenía una producción de nueve toneladas de papa, pero en 2018 la cosecha se redujo a cinco toneladas por hectárea.

Para Céspedes, la tierra “ya no es fértil como antes. El uso de agroquímicos y las enfermedades han influido”.

Al mermar el rendimiento por hectárea, la extensión de los cultivos también redujo. Este fenómeno desmotiva a los productores y algunos prefieren dedicarse al comercio, al transporte, a migrar o trabajar en empresas o instituciones.

Céspedes señaló que hace dos décadas en Colomi se cultivaba en una extensión de 100 hectáreas, pero ahora sólo en 80 hectáreas.

Según datos del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierra, Bolivia tiene un consumo per cápita de 109,7 kilos de papa y chuño por año, pero sólo produce 1,1 millones de toneladas, una cifra que no logra cubrir la demanda.

Esta situación hizo que, en 2018, el país sufriera un déficit de este producto e importara unas 4.600 toneladas de papa peruana (4,6 millones de kilos). En 2018 se importó de Perú 28.750 kilos de papas frescas y 3,8 millones de kilos de papas congeladas.

 

LA PAZ ES EL PRINCIPAL PRODUCTOR

La Paz es el primer departamento productor de papa, con 335.520 toneladas anuales y una superficie cultivada de 55.195 hectáreas; le sigue Cochabamba, con 298.069 toneladas, en 47.571 hectáreas; en tercer lugar está Potosí, con 138.525 toneladas en 30.757 hectáreas, y en cuarto, Chuquisaca, con 112.287 toneladas anuales y 22.888 hectáreas.

En 2017, la importación fue de 33,7 millones de kilos por 1,5 millones de dólares; en 2016, la cantidad fue de 51,8 millones de kilos por 2 millones de dólares.