20
Mié, Mar

Una estrategia para revitalizar el agro del gigante asiático

Internacional
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La República Popular invierte en educación, infraestructura y conectividad en las zonas rurales para integrar a los productores con la vida urbana. El gobierno chino aspira a mejorar el nivel educativo y tecnológico de sus productores.

Agronegocios China, La transformación del agro chino se basa en la posibilidad de transferir la tierra rural para crear grandes empresas agroalimentarias, ya sea de capital privado o de fuentes transnacionales (de acuerdo a lo que establece la Ley de Reforma Agraria de 2014).

Para eso, separa la propiedad sobre la tierra (que sigue siendo comunal) de los derechos contractuales sobre la misma, y en un tercer nivel, de los atributos gerenciales de las unidades productivas.

Esto permite que los campesinos, que disponen desde 1978 de amplia libertad de producción y venta de sus productos, puedan transferir los derechos de producción y gerenciales a nuevos actores agrícolas, capaces de acumular sus parcelas de 0,4 hectáreas promedio y alcanzar una economía de escala que posibilite introducir maquinaria agrícola y técnicas gerenciales avanzadas.

El futuro invita a abrir el juego en las empresas agropecuarias

El objetivo es alcanzar un nivel de productividad comparable con el agro más avanzado del mundo, que es el norteamericano.

El presidente Xi Jinping agregó una estrategia particular en 2017, con su política de “revitalización del agro chino”. Consiste en promover todas las oportunidades que existan en forma actual o potencial en las zonas rurales (turismo interno, recuperación de la identidad histórica y mejora cualitativa del nivel de educación).

El objetivo es que en 5 a 10 años la educación de las zonas rurales adquiera un nivel semejante al de las ciudades más avanzadas, en especial Shanghai. Para eso se crea un sistema de incentivos y de mejoras en las condiciones de vida de los maestros más destacados y efectivos del país, con remuneraciones que sean las más elevadas del país.

También se ha puesto en ejecución un programa de desarrollo de la infraestructura rural, sobre todo en materia de conectividad, que hace que todas las aldeas del país, comenzando por las más aisladas, puedan vender sus productos a través de las plataformas de Internet de Alibaba y Tencent, tanto en China como en el mundo.
Todas las aldeas rurales estarán conectada en 2020 mediante las redes de fibra óptica de última generación tecnológica, y los campesinos chinos serán los primeros que dispondrán este año y el próximo de Internet móvil de quinta generación (5-G), 100 veces más poderosa que la red 4-G.

El objetivo de la estrategia de “revitalización” no es aumentar la producción, sino mejorar el nivel de ingresos y de oportunidades de los productores y de las zonas rurales, facilitando su migración a las ciudades, pero hacerlo con recursos financieros y niveles educativos altamente significativos.